México: un gigante dormido

Como primer paso para promover la educación científica en México, proyecto ciencia ha reunido un grupo de profesionistas de distintas ramas científicas y publicará contenido original de manera semanal de interés general.

El equipo editorial de Proyecto Ciencia está formado por profesionistas con experiencia en distintas ramas de la ciencia como: Biología, Química, Farmacología, Ecología, Energías Renovables, Microbiología, Nutrición entre otras. Más información sobre el equipo de trabajo se dará a conocer en nuestra página web y redes sociales.

Esta iniciativa surge gracias a que se identificó que el fomento a la educación científica desde una edad temprana es la base para el desarrollo científico del país. A pesar de que la reforma educativa actualmente busca fortalecer la educación científica de los mexicanos, es importante que el sector privado se involucre en fomentar el desarrollo científico de México.

Desde el 2010, Herbert Jäckle, el entonces vicepresidente del Instituto Max Planck, expresó el enorme potencial científico que tiene México y la importancia de fomentar la educación e inversión para la ciencia. Se estima que en la actualidad del total de la inversión en ciencia y tecnología en México, el 70% es gubernamental, mientras que en otros países como Japón la participación del gobierno apenas llega a un 19%. Así mismo, otros países en vías de desarrollo como Corea, Malasia y Singapur han optado por impulsar la inversión de capital privado como estrategia para el crecimiento de sus países.

En Proyecto Ciencia creemos que México es un gigante dormido, pues históricamente hemos contado con científicos que han destacado en distintas áreas de la ciencia: Luis Miramontes creador de la Píldora Anticonceptiva, Guillermo González Camarena inventor de la televisión a color, Mario Molina premio Nobel de Química en 1995, Rodolfo Neri Vela primer mexicano en ir al espacio, entre otros.

ancient architecture backlit building

Tomando en cuenta lo anterior, México debe estar preparado para involucrarse en los futuros retos de la ciencia y tecnología a nivel mundial, por ejemplo:

  • Medicamentos Biotecnológicos y terapia génica
  • Robótica e Inteligencia artificial
  • Energías renovables
  • Transporte y comunicaciones
  • Agropecuaria
  • Espacio y astronomía

Así mismo, es de vital importancia fortalecer la industria mexicana y su vínculo con las instituciones educativas para así proporcionar oportunidades a los profesionistas mexicanos, evitando la tan lamentada fuga de cerebros y que todos los mexicanos contribuyamos al desarrollo científico de nuestro país.

Es imprescindible que se reduzca la importación de tecnología. Para ello, es necesario generar espacios que favorezcan la innovación científica y sirvan de base para el desarrollo de nueva tecnología dirigida a resolver las necesidades del país, aprovechando de manera integral de los recursos naturales y humanos con los que contamos.

Para finalizar, parece una tarea titánica alcanzar a otros países líderes en investigación y desarrollo. Sin embargo, se puede plantear el fortalecimiento científico y tecnológico mediante la participación gubernamental y privada que produzca una atmósfera adecuada para la elaboración de proyectos científicos de mayor impacto para México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s