Azúcares Artificiales

Desde tiempos muy antiguos, el azúcar ha sido un alimento muy importante para el ser humano. Los egipcios tenían sus propias colmenas para la producción de miel, ya que era considerada como un alimento exquisito. Algunas investigaciones afirman que las personas nacemos con una necesidad de probar cosas dulces, ya que nos genera a nivel cerebral, una sensación placentera.

El azúcar es la principal fuente de energía que necesitamos, de hecho las células cardíacas y cerebrales únicamente utilizan azúcar como combustible. Está formada por una conformación de varios bloques de carbohidratos y la podemos encontrar de forma natural en diferentes alimentos, tales como: frutas, leche, verduras y cereales.

8-tips-para-eliminar-el-azucar-de-tu-alimentacion
Foto: Shutterstock

La OMS recomienda que el consumo total de azúcar al día sea menor del 10% de nuestro gasto energético total, esto quiere decir, si nosotros tenemos una dieta de 2000 kcal, únicamente 200 kcal deben provenir de azúcares.

Hoy en día, la obesidad y la diabetes se han vuelto dos de las enfermedades crónico-degenerativas más peligrosas, afectando a la mayor parte de la población mundial. Una de las principales razones ha sido el aumento en el consumo calórico proveniente de azúcares o grasas. Se ha relacionado directamente a la industria alimentaria como la mayor causante de esto.

Dada la magnitud de este problema de salud, se han desarrollado alternativas que puedan tener un menor aporte de calorías en los alimentos. Uno de los más importantes han sido los azúcares artificiales. Éstos son aquellas sustancias que ofrecen el sabor dulce del azúcar pero sin calorías o sin aumentar los niveles de glucosa en sangre. Así mismo, son mucho más dulces que el azúcar (de 160 a 600 veces más dulce) porque su producción se basa en la combinación de azúcares sintéticos y/o naturales. Es por esto, que se requiere una cantidad mucho menor de azúcar artificial para crear el mismo efecto endulzante del azúcar natural.

Actualmente, para que un sustituto de azúcar sea aprobado para la venta al público, debe de haber pasado varias pruebas de laboratorio: grado de absorción, distribución en tejidos, vías, tasa de metabolismo, tasa de eliminación y metabolitos. La FDA (Food and Drug Administration) ha aprobado 6 edulcorantes artificiales, todos ellos tienen diferentes propiedades organolépticas que determinan su uso:

  1. Aspartame
  2. Sacarina
  3. Accelsufame-K
  4. Neotame
  5. Sucralosa
  6. Estevia
artificial-sweeteners-shutterstock
Foto: Shutterstock

La Asociación Americana del Corazón, recomienda como seguros los productos que contienen sustitutos de azúcar. Sin embargo, aún existe duda sobre la dosis máxima que una persona puede consumir al día sin presentar algún tipo de riesgo de la salud.

Algunas investigaciones destacan que las personas que consumen todos sus alimentos con sustitutos de azúcar o “light”, son mucho más propensas a sustituir esta falta calórica por otros alimentos. Por ejemplo, alguien que consume refresco dietético, pide 6 tacos en lugar de 4 porque “ya se está cuidando al tomar un refresco light”. Representando un mayor riesgo de presentar sobrepeso u obesidad.

Así mismo, el abuso en el consumo de los sustitutos de azúcar llega a causar la sobreestimulación de sus receptores, lo cual puede provocar tolerancia a sabores más complejos.  Por lo que los alimentos que tienen azúcares naturales, como las frutas, ya no les saben tan dulces, dado que también contienen otros nutrientes (fibra, vitaminas y minerales). Esto ocasiona que, acaben consumiendo productos con sustitutos de azúcar, los cuales tienen menos aporte nutrimental que alimentos con azúcar natural.  

En conclusión, los alimentos con sustitutos de azúcar son muy buena opción para moderar el consumo de azúcares refinados, que es una de las principales causas de sobrepeso y obesidad en México. Podemos utilizarlo como una ayuda en nuestra dieta habitual, sin embargo no debemos abusar de éstos. Recordemos que todo nuestro organismo se encuentra en un perfecto balance y debemos proporcionarle la cantidad adecuada de calorías y de cada nutriente, no más ni menos.


Referencias

  1. Badui, S. Química de alimentos. México: Pearson Educación, 2006. 528.
  2. Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología. Riesgos y beneficios de los sustitutos de azúcar (edulcorantes) 2018. 
  3. Steinert, R.E., et al., Effects of carbohydrate sugars and artificial sweeteners on appetite and the secretion of gastrointestinal satiety peptides. Br J Nutr 2011. 105:1320-1328.
  4. Suez, J.,  et al. Artificial sweeteners induce  glucose intolerance by altering the gut microbiota. Nature 2014. 514:181-186
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s