Las Medusas: Animales de otro mundo

Las medusas son animales gelatinosos e invertebrados que tienen diversas formas y tamaños. Con más de 10,000 especies, se encuentran en casi todos los hábitats marinos (ártico y tropical). Así mismo, son uno de los organismos vivos más primitivos con al menos 600 millones de años de antigüedad [1,2].

Este animal está caracterizado por estar compuesto en un 98% de agua y no tener cerebro, sino un sistema nervioso radial que está adaptado de manera única a su cuerpo. Además, algunas especies, han adquirido, a través de siglos de evolución, habilidades extraordinarias. Algunas especies son características por sus propiedades bioluminiscentes, otras especies tropicales han desarrollado simbiosis con algas para obtener energía del sol y, finalmente, algunas especies son capaces de revertir su desarrollo pasando a un estado más jóven [2].

1920x1200-2937299-jellyfish-underwater-sea-glowing-black-background-depth-of-field___landscape-nature-wallpapers

Algunas de estas habilidades han sido investigadas en todo el mundo por su posible aplicación científica. Por ejemplo, la proteína fluorescente verde (GFP) natural en las medusas es utilizada en la biología celular para marcar ciertas células y así poder analizar su actividad individual. El uso de esta proteína ha ayudado a entender mejor algunas enfermedades neurodegenerativas y virales [3].

Una de las características más estudiadas de las medusas es su picadura. Las células de sus tentáculos (cnidocitos) tienen estructuras específicas en forma de aguja (nematocistos), las cuales se encuentran llenas de veneno que inyectan a velocidades muy altas cuando entran en contacto con materia orgánica. El efecto del veneno es causado por la proteína porina, causando una reacción tóxica inmediata en quien es picado [4,5].

Uno de los antídotos más populares contra picaduras de medusas es la orina. Sin embargo, los expertos sugieren retirar los restos de tentáculos de la piel y tratar la zona afectada con vinagre [4].

Finalmente, el creciente incremento de las poblaciones de medusas ha sugerido que los ecosistemas puedan ser dominados por ellas en un futuro cercano. En este respecto, uno de los mayores misterios de las medusas es entender su rol en los ecosistemas, pues no parecen contribuir de manera significativa a la cadena alimenticia [2].


Referencias:

  1. Katsuki, T., & Greenspan, R. J. Jellyfish nervous systems. Current Biology. 2013. 23(14), R592-R594.
  2. Lamb, P., Jellyfish Have Superpowers—and Other Reasons They Don’t Deserve Their Bad Reputation. Scientific American. 2017
  3. Zimmer, M. GFP: from jellyfish to the Nobel prize and beyond. Chemical Society Reviews. 2009. 38(10), 2823-2832.
  4. Frost, E., What’s Behind That Jellyfish Sting? Smithsonian. 2013
  5. Vera, C., et al. Picaduras de medusas: actualización: An update. Revista médica de Chile. 2004. 132(2), 233-241.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s