Ser una mujer joven y deportista: ¿Sinónimo de salud?

Scroll down to content

Ser una mujer atleta es significado de dedicación, esfuerzo, compromiso y cumplimiento de metas, ya sea que se realice con fines competitivos o recreativos, también lleva consigo una gran responsabilidad: Cuidar de su cuerpo. Es por ello que hay que estar al pendiente de padecimientos como la: Tríada de la mujer deportista. De acuerdo con el Colegio Americano de Medicina del deporte, esta condición consta de tres principales componentes:

  • Baja disponibilidad de energía acompañada o no de un desorden alimenticio.
  • Irregularidades del ciclo menstrual.
  • Baja densidad ósea (cantidad de minerales en un cierto volumen de hueso).

Toda mujer joven que haga ejercicio está en riesgo de padecer esta serie de desórdenes, en especial si son deportes que exigen un peso específico o una figura más esbelta, tal como la gimnasia, la danza o ciertos corredores. La clave de este padecimiento está en la baja disponibilidad energética que genera efectos a nivel gastrointestinal, del sistema inmune, nivel cardiovascular y metabólico. No tener suficiente energía para las funciones corporales se debe principalmente a que se gasta más energía de la que se consume, pero también puede deberse a un trastorno de la conducta alimentaria. Si ese es el caso, se requiere la atención primaria de un profesional de la salud mental y en el momento indicado, de un nutriólogo y médico.

Las irregularidades menstruales pueden ir desde la ausencia de esta, hasta su desaparición cuando ya se tenía un periodo regular. Cuando hay falta de energía se puede afectar el hipotálamo que es una parte del cerebro que controla la producción de hormonas, por lo que a su vez se afecta la menstruación y salud de los huesos. Cuando hay menor producción de estrógenos en el cuerpo, se afecta la actividad de las células formadoras de hueso y se crea un desbalance en la creación de hueso aumentando el riesgo de fracturas e incluso de tener problemas como la osteoporosis aun siendo jóvenes.

woman running on pathway

¿Cómo prevenirla?

Como atleta es importante tener chequeos médicos antes de comenzar una actividad física o deporte demandantes. Esto para asesorar toda su historia médica y nutricional y poder prevenir problemas a futuro. Un nutriólogo puede ayudar también a crear un plan de alimentación que se ajuste a la actividad física realizada y a dar recomendaciones para cuidarse mientras disfruta de lo que le apasiona.

Existe un cuestionario específico para la triada de la mujer atleta así como mucha información disponible por parte de la Coalición de la tríada de la mujer atleta (la anexamos para que la tengan de referencia). Es responsabilidad de los profesionales de la salud aplicárselo a las mujeres que realizan actividad física y guiarlas para estar sanas. Es responsabilidad de toda mujer que hace ejercicio estar al pendiente de su salud y así evitar que alguna enfermedad o lesión le impida seguir.

Si la atleta es adolescente, hay que educar a los padres sobre los signos de alerta para que sepan actuar antes de que el problema crezca.

¿Cómo tratarla?

Una vez que ya se tiene la tríada, el objetivo principal debe ser recuperar el balance de energía a través de:

  1. Aumentar el consumo de energía y recuperar un peso adecuado.
  2. Optimizar el consumo de calcio y vitamina D.
  3. Seguir la educación nutricional para evitar una recaída futura.
  4. Contar con un tratamiento multidisciplinario y comunicación entre entrenadores, médico, nutriólogo y si es necesario un profesional de salud mental.

En conclusión, hacer ejercicio no siempre es sinónimo de estar saludable. Es la oportunidad perfecta para cuidar de tu cuerpo pero de manera responsable.

Link para más información y recursos sobre la tríada de la mujer atleta:

http://www.femaleathletetriad.org/


Referencias:

  1. Hecht S y Weiss KKA. The Female Athlete Triad. AAP. 138, 1-12. 2019, January.
  2. VanBaak K y Olson D. The Female Athlete Triad. American Journal of Sports Medicine. 2019, January, De FACSM Base de datos.
  3. Barker P, et al. Assesment of Nutritional knowledge in female athletes susceptible to the Female Athlete Triad Syndrome. Journal of Occupational Medicine and Toxicology, 2, 1-11. 2019, January, De Biomed Central Base de datos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: